Yoga para embarazadas
  • 30
  • marzo
  • 2017

Yoga para embarazadas

Publicado por Marce Romero

Yoga es una disciplina de actividades físicas y mentales originaria de India, cuyo fin es alcanzar un equilibrio espiritual, obtener un conocimiento total de tu cuerpo y una mayor capacidad de concentración. Al practicar yoga, te sentirás con mayor energía, liberarás toxinas, tu cuerpo asombrosamente se tornará más fuerte ante enfermedades y dormirás mejor. Esto, es solo un poco de los beneficios de practicar yoga, ahora imagina lo bien que le puede hacer a las mujeres embarazadas.

Definido como yoga prenatal, el yoga para embarazadas es un perfecto complemento para todo curso psicoprofiláctico, o inclusive, como la preparación misma para recibir a tu bebé. El yoga para embarazadas armoniza tu energía y te enseña a tener una mejor conexión con tu bebé. Puede aliviar problemas comunes como la hinchazón, dolores de espalda y piernas, prevenir las manchas y estrías, y te permite conservar la elasticidad de tu cuerpo, por lo cual muchos médicos lo recomiendan.

El tener un bebé se dice fácil, pero cuando optas por un parto natural o tu propio organismo coopera para que el nacimiento de tu hijo sea de esta manera, es una labor (no en balde la llaman labor de parto) que necesita de mucha calma y control. El yoga para embarazadas tiene ciertas técnicas que te podrán ayudar a que tu parto, sea lo más llevadero posible, y al momento de dar a luz, tengas la concentración necesaria para no olvidar las técnicas practicadas.

¿Cómo es una clase de yoga para embarazadas?

Si tu embarazo no es de riesgo, a partir de la semana 12 estarás lista para comenzar con yoga prenatal; pero recuerda antes de comenzar, siempre consultar cualquier actividad nueva con tu médico. Es importante tomar tu clase con un Experto ya que será necesario adaptar ciertas posturas o ejercicios para no lastimar tu espalda, columna o perder el equilibrio y ponerte tanto a ti como al bebé en riesgo. Repasa con tu Experto que los estiramientos no pongan mucha presión en tu lumbar baja y/o abdomen. Aunque te sientas de un día para otro súper elástica, recuerda que es por que estás embarazada y tu cuerpo genera relaxina, una hormona secretada por la placenta en las etapas finales del embarazo para preparar el cuello del útero y así poder recibir a tu bebé.

Al practicar yoga durante tu embarazo, aprenderás a aceptar con mayor tranquilidad y entender los cambios físicos y emocionales. Tendrás un mayor control sobre tu respiración, y sobre todo, mucha más serenidad y vitalidad para esta difícil pero maravillosa etapa. Te recomendamos practicar yoga al menos dos veces por semana, y si no sabes dónde o con quién, entra a walktopus.com y busca un Experto a la vuelta de la esquina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *